Abel Barroso Arencibia:El genio del grabado

Por: Jeiddy Martínez Armas y Yemmi Valdés Ramos.
Abel Barroso Arencibia es una de esas personas que impresiona, se asemeja a un genio. Habla de su obra artística como un padre orgulloso de su hijo. Bien conocedor y estudioso del arte que realiza. Como un quijote de nuestro tiempo aborda en su obra las desigualdades, las brechas existentes y su realidad. Habla en su trabajo de insularidad, emigración y cubanía, varios factores que al multiplicarse dan un resultado perfecto: originalidad.
1-¿Cuáles son las técnicas o tratamientos formales que utiliza en su obra?
Mi obra parte del proceso del grabado, pero detenido en un objeto tridimensional. Es decir, la obra que más se conoce mía es la escultura, basada en la xilografía y el grabado.
2- ¿De qué manera en sus obras realiza una crítica social?
Empezó a interesarme temas más universales. Quise abordar sobre temas que eran tratados en el arte cubano, pero de forma distinta. Una lectura hecha desde Cuba trasciende estos contextos más universales a partir de las fronteras marítimas, la insularidad, la falta de acceso a Internet.
Empecé a hacer café Internet en el año 2000. En ese momento lo que me interesaba era el acceso a Internet en nuestro país. En nuestro país en ese momento era casi nulo el acceso a Internet, solamente en algunos hoteles te podías conectar. Yo empecé a viajar en esa época y en ese entonces en el mundo estaban en auge los Cafés Internet, un lugar donde llegabas con tu laptop y navegabas en la web. En el caso de Cuba yo trataba de hacer una sala de Internet con mis computadoras de madera.
3-¿De qué manera aborda el tema de la emigración y las fronteras en su obra?
He hablado de las fronteras, la emigración, no solo de los cubanos, sino los flujos migratorios en diferentes zonas geográficas como Centroamérica, Europa, por ejemplo todo esto que está pasando con los refugiados de África hacia Europa.
Las fronteras han sido de mucho interés para mí por las arbitrariedades o surrealismos que pueden suceder en estos lugares debido a la dicotomía entre dos espacios muy diferentes uno del otro por ejemplo la frontera entre Estados Unidos y México.
Me comenzaron a interesar estos temas cuando viajé a Europa y pude ver en las noticias las embarcaciones conocidas como “Pateras” donde se transportan los africanos a las regiones más cercanas a su región como las Islas Canarias. En las ciudades de Ceuta y Menilla tienen muros en su frontera, para contener al flujo migratorio de africanos también.
También me interesaba la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur. Me llaman la atención todas las fronteras, por ejemplo la de las de los países de la Unión Europea, las delimitaciones entre los países y las diferencias de moverte de un país a otro o salir del continente.
4-¿Cómo con su obra ha realizado una crítica a las brechas tecnológicas existentes en el mundo y las desigualdades sociales?
La precariedad del contexto ha motivado al cubano a inventar objetos, arreglarlos para que tengan estos una vida más larga. Como artista la creatividad es algo que utilizo para hablar sobre herramientas que necesitamos. Por ejemplo el robot realizado por mí es una burla a nuestro acceso a la tecnología. Hay un distanciamiento muy grande entre la tecnología en Cuba y la tecnología mundial. Este es un aspecto que me interesó desde el principio.
Yo me creé además una especie de marca tecnológica MangoTec, en el año 2000 aproximadamente. Empecé a hacer computadores, cajeros automáticos y actualmente hago móviles y tablets también todos de madera.
5- ¿De qué manera incorpora el humor en su obra?
El humor es el vehículo de crítica desde la época de la colonia. Es una herencia que me tocó a mí porque vivo en Cuba y soy cubano. Me interesó también esa mezcla de humor con una dosis de ironía para transmitir esa idea que quiero. Me interesa transmitir un concepto. Que el público reflexione sobre los temas que yo trato en mi obra. Tarto de escoger temas serios, pero cuando incluyo el humor, este actúa como un diluyente que hace que el espectador pueda asimilar mejor los mensajes.
6-¿De qué forma ha expuesto la temática sobre la insularidad en sus trabajos?
Las características de una isla son únicas, estar rodeados de agua. El mar da un límite que no se puede cruzar tan fácil. Yo con el tiempo he pensado que las personas que vivimos en las islas somos diferentes a las que habitan en los continentes, que no sienten el peso del límite geográfico en su vida.
Martinica por ejemplo es una isla del Caribe que tiene un status muy interesante. Siempre ha estado bajo protección francesa, es parte de este país, aunque tienen los habitantes sentimientos independentistas. Yo hice una exposición hace un año y ahí mostré la idea que el Caribe es el mundo en escala más pequeña, por la herencia multicultural de cada metrópoli que colonizó las distintas islas del continente. Martinica es un espacio surrealista, el clima caluroso, típico de la región, por la radio en cambio ponen noticias de las nevadas de Francia. Un surrealismo total, con una economía del primer mundo. Es Martinica como un pedazo de Francia en el Caribe y así funciona en la mayoría de las islas de nuestra región.
7-¿Por qué es la madera el material que más utiliza en su obra?
A mí me interesó utilizar la madera, porque denota la precariedad, la ausencia de tecnología, la simpleza, la pobreza, la falta de recursos. Además es un material de fácil acceso. Además Le imprime más significado a la obra. Al el objeto estar hecho en madera tiene otro significado intrínseco.
8-¿Qué cree del desplazamiento de nuestra cultura hacia el exterior luego del restablecimiento de las relaciones con los Estados Unidos?
Las fotos de moda que se exportan de Cuba son con modelos muy sofisticadas y una construcción en derrumbe detrás. Es una ciudad linda para el norteamericano, porque se detuvo en el tiempo. Es una belleza peculiar, porque lo que la generó fue la falta de dinero y recursos para echar abajo ese edificio y construir uno más moderno.
9-¿Alguna vez pensó dedicarse a otras temáticas como el paisajismo?
Creo que todo depende de la preparación. La formación que te da la universidad, pues si me enseñan semiótica, lingüística, estética, tengo que generar un pensamiento conceptual dentro de mi obra, un intercambio con el espectador diferente.
Respeto igual cualquier otra aproximación a las artes plásticas diferente a la mía, pues hay otros artistas que estudiaron en el Isa que han usado el paisaje y es tan válido como el que yo uso.
Creo que es una influencia generacional. Mis colegas como grupo manejamos un lenguaje determinado. Aunque no lo quieras siempre uno es el resultado de tu grupo, lo que te enseñaron tus profesores y a mí siempre me interesó un arte más conceptual.

Anuncios

¿Cómo decir adiós?

Por: Jeiddy Martínez Armas, estudiante de Periodismo
Muchas de las cosas buenas que hemos hecho en esta vida o a las personas espectaculares que hemos conocido han sido en la escuela. Es de todas estas etapas la Universidad la que más grandes tesoros nos ha brindado.
Han sido momentos imborrables de nuestras mentes y nuestras almas ¿Cómo olvidar el primer día aquel cuando nuestro sueño de ser periodistas se hacía realidad. Ahora vierto una lágrima de alegría, al igual que en aquella vez cuando pisé por primera vez el suelo de una universidad para estudiar lo que tanto deseaba: escribir. Nunca me importó como ni por qué, pero las letras brotaban espontáneamente de mis manos desde pequeña.
Ahora siento que no hay otra cosa que pueda hacer en mi vida, pero más que eso en la Universidad, estudiando el mejor oficio del mundo aprendí mucho más: a ser un montón de veces más sensible, crítica con la realidad, comprensiva y política. No sé qué hubiese sido de mi sino hubiese logrado mi sueño, nunca hubiera aprendido a expresarme valientemente sobre cualquier asunto o escribir una crónica emotiva y luego publicarla en Facebook.
La Universidad nos ha dado la luz de la ILUSTRACION del siglo XXI con sus nuevas tecnologías, hemos sido nativos digitales en un mundo de emigrantes, hemos aprendido a expresar nuestras ideas sin mediaciones, solo como nuestra generación ha sabido hacerlo.
En la Universidad hemos pasado tantos momentos juntos con nuestros compañeros de nostalgia, tristeza, amor, ilusión, debate, nihilismo, desesperanza, ansiedad, alegría, fiesta, que es imposible olvidar a esos veinte pico de compañeros que nos han acompañado estos años. Con sus virtudes y defectos, pero cada uno nos ha enseñado algo.
Habrá que dar vuelta a la página, pero el recuerdo de este período universitario nunca será borrado de nuestra mente y no solo por la presencia de nuestros amigos, sino de otras personas que son los encargados de mantener el lazo social que une al grupo, esos seres que con paciencia, amor, alegría y sobre todo mucho ejemplo nos han sabido educar en el mundo de la investigación, las Ciencias Sociales y el Periodismo.
Voy bajando ya la pequeña escalinata. Ayer tuve consulta con mis tutores y ya me da nostalgia pensar que de aquí a solo 4 meses, al bajar esos escalones mi vida se habrá engrandecido tanto. Y me da tristeza, aunque la alegría debería desbordarme, porque me voy a separar por primera vez en muchos años de lo que también fue mi hogar.

Conflicto Cuba-Estados Unidos.Más abismos que puentes.

index
El diálogo para remediar el conflicto bilateral es la clave

Por: Jeiddy Martínez Armas, estudiante de Periodismo

El tío de Anita vive en los Estados Unidos. Ella tiene 9 años y no entiende de política. Su mamá le enseña las fotos de sus primas que están “afuera” y ella quisiera ir a visitarlas. Es una niña y no sabe de rencores. Ella tan pequeña no conoce que las relaciones de su familia en ambas orillas: La Habana y Miami, están mediadas por un grave conflicto.
¿Cuál es la historia del conflicto Cuba-Estados Unidos? Es la pregunta necesaria, para entender la separación de familias como la de Ana.
Fruta Codiciada
Cuba y Estados-Unidos han estado siempre cerca geográficamente, pero lejos debido a las distintas confrontaciones existentes con nuestro país.Este conflicto se remonta a varios siglos donde los gobernantes del Norte siempre quisieron apropiarse de nuestro territorio.
Los dirigentes estadounidenses veían a Cuba como una fruta que más tarde o temprano al caer del árbol devorarían, lo que plasman en la Doctrina de la Fruta Madura en 1823.
De acuerdo al investigador del CEHSEU Luis René Fernández Tabío una de las razones del conflicto Cuba Estados-Unidos parte de la posición estratégica de nuestro país. Según este catedrático: “Para el comercio y la navegación, posición a la entrada del Golfo de México y entre las dos Américas, Cuba, el puerto de La Habana fue el lugar de encuentro de los barcos y hombres que venían de las colonias continentales antes de cruzar el Atlántico, además barcos y tripulaciones debían esperar aquí por meses, lo que significaba un negocio para la ciudad”.
Por lo tanto, según este investigador: “Posesión, control, dominio, relación de subordinación de Cuba es crucial para el bienestar y la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Al tener lugar la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana y la “victoria” estadounidense en el conflicto es que Cuba pasa del poder español a la dominación yanqui.
Nuestro país se convirtió de esta manera en una neocolonia estadounidense. La Enmienda Platt y El Tratado Permanente trajeron consigo la ocupación ilegal estadounidense de la Base naval de Guantánamo. Hasta la actualidad no ha sido devuelta a nuestro país este pedazo de tierra. Son injerencias del gobierno estadounidense imperdonables por Cuba.

Llegó el Comandante y mandó a parar
Luego de la llegada de la Revolución Cubana los Estados Unidos ya no tendrían a los gobiernos serviles presentes antes de 1959 y nuestro país dejaría de ser ese títere al cual los yanquis manejarían a su antojo. Es así que ante la decisión de Fidel Castro de declarar el Carácter Socialista de la Revolución, el gobierno estadounidense comenzó una fuerte confrontación con el gobierno cubano.
Los Estados Unidos no estuvieron de acuerdo además con la nacionalización de sus empresas trasnacionales en Cuba en los meses posteriores del inicio del proceso revolucionario. Muchos años de conflicto existieron entonces entre el país más poderoso del mundo y Cuba, su trofeo más ansiado, pero nunca alcanzado.
Luego del triunfo revolucionario la tensión entre ambas naciones llegó a su máximo nivel. Primeramente el gobierno estadounidense redujo a Cuba la cuota azucarera, hasta quitarla totalmente en 1960, así como la prohibió además la venta de piezas de repuesto a nuestro país y la venta de petróleo, ni permitió que se refinara el soviético.
Además el gobierno estadounidense realizó en los primeros años de Revolución ataques terroristas, ataques piratas de embarcaciones y aviones y agresión económica. El gobierno yanqui realizó además agresiones biológicas a nuestro país para afectar las principales plantaciones como el tabaco con el moho azul y la caña de azúcar con la roya. Además fueron afectados animales de consumo como el cerdo con la fiebre porcina. Muchas personas inocentes murieron en Cuba además debido a la propagación del dengue hemorrágico y otras enfermedades.
Sucede entonces la agresión militar estadounidense a nuestro país que culminó con la victoria cubana en Playa Girón en abril de 1961. Cuba es expulsada meses después de la OEA.
En enero de 1962 rompieron relaciones Cuba y estados Unidos, luego de muchas hostilidades y en febrero de este mismo año el presidente estadounidense declara el bloqueo total contra nuestro país que hasta la actualidad se mantiene vigente aún y ha causado pérdidas millonarias a la economía cubana y multado injustamente a quienes intenten comerciar con nuestro país.
Además el mundo estuvo a punto de una guerra nuclear debido a la Crisis de los Misiles en octubre de 1962, por bases de misiles soviéticos que el entonces presidente soviético convenció a Fidel Castro de instalar en Cuba, para defendernos de las agresiones de los norteamericanos a nuestro país, propiciada por la Operación Mangosta y servir de defensa también a la URSS. El gobierno estadounidense se puso en alerta máxima y bloquea a Cuba navalmente. Durante varios días la tensión es muy fuerte, pero todo se soluciona debido a los acuerdos entre el dirigente soviético Nikita Krushev y norteamericano Jonh F. Kennedy. No se invitó al gobierno cubano a las negociaciones y por ende no se respetaron los cinco puntos que nuestro presidente Fidel Castro tenía para quitar de nuestro país los cohetes, entre los que estaban la eliminación del bloqueo y que el gobierno estadounidense devolviera además a nuestro país el territorio ocupado ilegalmente en Guantánamo.
Algunos de los conflictos bilaterales post 1959 fueron de tipo migratorio. Muchos esbirros batistianos al triunfar la Revolución habían huido a los Estados Unidos, así como un gran número de ciudadanos pertenecientes a la burguesía cubana. Luego que el gobierno norteamericano declarara la Ley de Ajuste Cubano en el año 1966, se agravó el conflicto migratorio entre ambas naciones aún más, ocurriendo los principales éxodos de cubanos hacia este país en el 1980 con el Mariel y en 1994 en la Crisis de los balseros. En muchas ocasiones ocurrieron además salidas ilegales, propiciado por esta Ley de Ajuste Cubano. En algunos intentos quienes querían irse del país por vía marítima asesinaron a personas inocentes, como fue el caso de lo sucedido en Tarará. La tensión aumentó al aprobarse en 1995 por el entonces presidente William Clinton la política “pies secos-pies mojados” que incitaba cada vez más a la emigración ilegal, pues permitía a quien llegara a este territorio por mar o tierra permanecer en el país, legalizando luego su status migratorio. Por ende, empeoró aún más en esta etapa el conflicto bilateral.
Período turbulento
En los años noventa y la Caída del Campo Socialista la economía cubana entró en una debacle. Nuestros índices económicos tocaron fondo y para colmo es en esta época donde el gobierno estadounidense arrecia nuevamente la política de bloqueo contra nuestro país. Era como un intento del entonces presidente William Clinton de borrar el Socialismo del planeta entero, aunque no lo logró.
En el año 1992 el gobierno norteamericano pone en vigor la Ley Torricelli que expresa que los barcos estadounidenses que entren a puerto cubano no pueden tocar puerto estadounidense hasta seis meses después. Lo anterior afecta el comercio marítimo cubano debido a que el mercado norteamericano es mucho más variado que el nuestro y pocos son los que se arriesgarían a perder en cuestiones de negocios.
El gobierno norteamericano además aprueba año 1996 la ley Helms Burton con gran extraterritorialidad. Esta ley está compuesta por cuatro capítulos. En el capítulo I y II se habla de tres días con licencia para matar, donde desarticularían todas la organizaciones comunistas y volverían a hacer “elecciones libres” y si entonces hubiera democracia es que levantan el bloqueo. En el Capítulo III se expresa que ninguna empresa estadounidense puede vender productos a Cuba y el Capitulo IV que los antiguos propietarios cubanos exiliados hacia los Estados Unidos pueden venir a reclamar sus propiedades a nuestro país.
Era como un intento del entonces presidente William Clinton de borrar el Socialismo del planeta entero, aunque no lo logró.

Siglo XXI, la misma política, otra estrategia
Ya en pleno siglo XXI las tensiones entre Cuba y los Estados Unidos seguían siendo inmensas, aunque desde la Campaña Electoral del 2008 el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos Barack Obama prometía cambios en la política hacia Cuba. Al iniciar este su primer mandato en el año 2009 parecía que el conflicto bilateral entre nuestro país y Estados Unidos mejoraría.
Su antecesor George W. Bush había arreciado más que nunca el enfrentamiento hacia el gobierno de la Isla. Bajo el mando de este presidente los viajes familiares de los cubano-norteamericanos a nuestro país eran permitidos cada tres años y el envío de remesas se podía realizar solo a ciudadanos cubanos que fuesen familiares directos en primer grado.
En la política nadie tan benévolo y mucho menos el futuro presidente estadounidense. Dobles y hasta triples intenciones tenía Obama al hacer sus promesas. Estas estaban basadas según Hassan Pérez en: “eliminar restricciones puntuales, tales como visitas familiares, envío de remesas y servicios de telecomunicaciones”.
Según este investigador además “el restablecimiento de cierto nivel de diálogo con nuestro país fue realizado en función de hacer avanzar sus intereses”.
“Optó por variar el tono, haciendo notar que se sustituía la convocatoria abierta a un “cambio de régimen”, por un discurso menos agresivo, sin que este dejara de ser injerencista. Comenzó así a hacerse recurrente expresiones como “queremos un nuevo comienzo” o “deseamos apartarnos de la mentalidad de la guerra fría que ha imperado en los últimos cincuenta años”, argumentó Hassan Pérez.
La doble moral del gobierno de Obama se hacía explícita, pues el gobernante nunca dejó de “desear lo mejor para el pueblo cubano”. Según el entonces presidente estadounidense, los cubanos debían ser independientes del gobierno, tener democracia y derechos humanos, asuntos que el gobierno estadounidense los ayudaría a alcanzar.
De acuerdo a Cristina Escobar: “Obama lo que hizo en primera instancia que generó mucha expectativa fue regresar a los tiempos de Clinton a través de lo que se conoce como paquetes de medidas, donde él también iba perfilando muy bien los grupos que estaba identificando como grupos que podían ser vulnerables a iniciativas o proyectos de cambio de régimen en Cuba. Él ponía en uno de sus primeros paquetes de medidas a las mujeres, a los jóvenes, a los homosexuales, a las personas de piel negra y a los campesinos. Ponía en esos cinco sectores a personas que podían ser más vulnerables y en los que se tenía que centrar la política de cambio de régimen hacia Cuba, construyendo determinados liderazgos o exagerando las condiciones de discriminación que pueden subsistir en Cuba hacia estas personas”
“Es decir, Obama, utilizó todos estos sectores para sus principales políticas, cosas que después se han visto a lo largo del tiempo que él ha venido cumpliendo de diferentes maneras, claro agregó a eso el sector privado o no estatal que es esencial dentro de la política actual. Yo creo que fue eso básicamente lo que hizo, nada tan grande como lo que empezó a hacer después del 17 de diciembre e incluso era difícil prever que lo del 17 de diciembre podía pasar. Publicó una serie de paquetes de medidas, pero básicamente sostuvo el bloqueo”, agregó la periodista especializada en Estados Unidos Cristina Escobar.
El apoyo de Obama a estos sectores sería conveniente en su estrategia de terminar con la Revolución Cubana, por ser estos más fáciles de manipular en cuestiones políticas. Ya la guerra convencional había llegado a su fin y ahora otro tipo de guerra más sutil, pero no menos peligrosa estaba sucediendo.
Subversión y Guerra no convencional
Según D. González: “De acuerdo con la Circular de entrenamiento 18-01, Estados Unidos utiliza las “operaciones de participación limitadas”, con el objetivo de “presionar a un adversario”. El documento además explicita los países donde ese tipo de guerra ha tenido lugar, como los casos de los Estados del Báltico (Estonia, Lituania, Letonia-1950), Guatemala (1954), Alabama (1949-1954), Tibet (1955-1965), Indonesia (1958), Cuba (1961-1964), Vietnam del Norte (1961-1964), Afganistán (1980s) y Nicaragua (1980s). Podríamos añadir muchos más a la lista”.
En acciones como estas que intentan subvertir el orden interno el gobierno estadounidense invierte anualmente millones de dólares anualmente. Así se encuentra recogido en el Carril II de la ley Helms Burton que expresa también el otorgamiento de ayuda a organizaciones e individuos que promuevan un cambio democrático no violento en Cuba.
Según la opinión de Cristina Escobar: “Obama ha dicho que quiere lo mejor para el pueblo cubano, pero invierten 20 millones del presupuesto federal en la subversión para cambiar el gobierno en nuestro país. Es muy difícil de asimilar, pero no se puede ser ingenuos”.
En el año 2014 por ejemplo la Agencia AP, dejó al descubierto uno de los planes subversivos más grandes de Estados Unidos hacia Cuba nombrado Zunzuneo. El mismo se centraba en los jóvenes y consistía en enviar sms de temas como música y deporte y farándula, donde al final del mensaje mencionaban un pequeño texto que incitaban al cambio de régimen en nuestro país.
Se conocieron otros intentos de subversión cibernética como Piramideo que formaba parte al igual que Zunzuneo de grandes campañas promovidas por la USAID.
Parte de la subversión del gobierno estadounidense hacia Cuba proviene también de las transmisiones de Radio y Tv Martí, financiados ambos por el gobierno estadounidense. De acuerdo a la investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos Olga Rosa González Martin:
“Durante la segunda mitad del siglo XX se estimuló desde los Estados Unidos el uso de la radio y la tele-agresión contra el proceso revolucionario aunque es necesario aclarar que, aparte de Radio Swan que fue creada por la CIA, sólo Radio y TV Martí forman parte de una agencia federal del gobierno estadounidense y, por ende, reciben financiamiento oficial. Las demás emisoras pertenecen a grupos opositores al proceso revolucionario que radican en la nación norteña”.

17 de diciembre: entre puentes y abismos
El 17 de diciembre fue un día mágico, un día inolvidable para los cubanos de Cuba y los Estados Unidos, que sufren la separación debido al conflicto entre las dos naciones. Fue en esta fecha donde ambos gobiernos declararon el restablecimiento de las relaciones diplomáticas luego de 18 meses de negociaciones secretas. Además este día fueron liberados los tres prisioneros que aún estaban en cárceles norteamericanas: Ramón, Gerardo y Antonio; así también fue liberado de cárceles cubanas Allan Gross, ex agente norteamericano encarcelado en nuestro país por realizar acciones subversivas.
De acuerdo a Sergio Alejandro Gómez: “Es el 17 de diciembre donde existe un nuevo inicio en las relaciones entre ambos países. Toma Obama primero, un grupo de medidas ejecutivas en el Departamento del tesoro y de Comercio para transformar diferentes aspectos del bloqueo.
“El 17 de diciembre abre una etapa distinta, no significa que el enemigo sea el otro, sigue siendo el mismo, es un enemigo mucho más difuso, una etapa más compleja, que demanda la explicación de fenómenos mucho más complejos, cuando tienes los futuros turistas norteamericanos en Cuba, un presidente que llega por primera vez de visita oficial a nuestro país desde 1928.
“No es una cuestión del bien o el mal, de blanco o negro, es una cuestión de la complejidad, de nuestros intereses como pueblo y de no perder esas conquistas ante un escenario que es el que tenemos que es el del diálogo, de buscar una convivencia civilizada”, apuntó Gómez Gallo.
Post 17 D, otro de los hechos que sobresalen entre Raúl y Obama en su segundo mandato es el encuentro entre ambos en la Cumbre de las Américas en Panamá en abril de 2015. Un hecho significativo, considerando que desde el año 1962 Cuba había sido expulsada de la Organización de Estados Americanos y fue por la presión ejercida por los países miembros que nuestro país fue incluido nuevamente en esta organización. Fue un paso decisivo donde se vaticinaba ya un futuro del mejoramiento de las relaciones entre ambos países.
De acuerdo a Gómez Gallo: “han sido contando esta última 6 rondas de transformaciones de aspectos del bloqueo que han modificado diferentes elementos como la ampliación de la categoría de los viajes, la inversión en las telecomunicaciones, vuelos directos entre ambos países, correo postal, áreas marinas, protegidas, entre otras”.
El conflicto bilateral, a pesar del restablecimiento y las mejorías en las relaciones bilaterales continuó, porque aspectos como el bloqueo y los programas de subversión hacia nuestro país no han llegado aún a su fin.
De acuerdo a Cristina Escobar: “Esa política de cambiar Cuba sigue igual. Ellos se dieron cuenta que la manera en que intentaron cambiar a Cuba no era la manera correcta, pero siguen con los mismos objetivos, con diferente manera de hacer. En vez de hacerlo con hostilidad como en el caso de Bush, con Obama han logrado generar más aceptación dentro de la población cubana, de manera menos frontal, utilizando sectores de la sociedad cubana como caballos de Troya. Eso sigue funcionando igual que siempre, lo que renovado”.
Ojalá y las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos dejen la confrontación para pasar a un período donde quienes más se beneficien sea ambos pueblos, de aquí y de allá. A pesar de los avances, la relación bilateral dista muchísimo de ser normal debido a cuestiones tan graves como el bloqueo.
Un gran abismo con nombre bloqueo
El bloqueo económico, político y comercial de los Estados Unidos hacia Cuba es el principal impedimento del desarrollo de la Isla, condenado cada año por nuestro país y casi todas las naciones mundiales en la ONU. Es este cerco económico uno de las principales causas de la existencia del largo conflicto bilateral en la actualidad.
Luego del restablecimiento de las relaciones ¿Habrá cambiado algún aspecto del bloqueo hacia nuestro país?
Según Cristian Escobar: “El bloqueo no ha tenido ningún cambio. Obama ha intentado realizar transformaciones, pero la estructura burocrática y de procedimientos de cómo se cumple esta política sigue tan intacta como siempre. Obama dice que hay que levantar el bloqueo, pero si el Departamento del Tesoro sigue multando a los bancos que hagan transacciones con Cuba, eso sigue funcionando igual, independiente a la acción del presidente, porque son funcionamientos burocráticos. Toda la asfixia financiera a nuestro país sigue idéntica como la persecución a los bancos. A pesar de haber ocurrido el 17 de diciembre 2014, se siguen conociendo de auditorías e investigaciones que se han conocido ahora e igual y por tanto se multan a los bancos, como si no hubiera existido Obama. El bloqueo en contra de Cuba no depende solo de Obama, sino del Congreso quien puede levantarlo.
“No ha podido lograr el uso del dólar por parte de nuestro país, porque los bancos son empresas financieras privadas y por lo tanto ellos deciden cuando realizan un procedimiento y cuando no. Todavía el beneficio no es lo suficientemente grande como para asumir ese riesgo, expresó Cristina Escobar, especialista en la temática Cuba-Estados Unidos del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.
Por su parte el Jefe de la Redacción Internacional del Periódico Granma Sergio Alejandro Gómez expone importantes ideas sobre la actualidad del funcionamiento del bloqueo de Estados Unidos hacia nuestro país, luego del restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados-Unidos:
“El grueso de las medidas del bloqueo, se mantienen en pie. Estas medidas fueron codificadas en ley con la aplicación de la Ley Helms Burton desde 1996, pero el presidente aún tiene potestad para seguir trasformando otros elementos.
Según una investigación de Andrés Zaldívar y Pedro Etcheverry: “Desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos poco ha cambiado la política del gobierno estadounidense contra nuestro país con respecto al bloqueo y a las regulaciones de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro”.
Los investigadores argumentan también sobre las injustas multas a diferentes bancos de otras naciones: “Varios bancos extranjeros han sido multados por negociar con nuestro país. Tal es el caso del banco alemán Commerzbanc, que el 12 de marzo de 2015 fue multado por la OFAC con 1710 millones de dólares, entre otras razones por mantener relaciones económicas con Cuba, argumentan los investigadores”.
Zaldívar y Etcheverry expresan además que: “En noviembre del 2015, cuatro meses después del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, la OFAC impuso al banco francés Crédit Agricole una multa de 1116 millones 893585 dólares, por procesar 173 transferencias electrónicas vinculadas a propiedades de interés para el Gobierno cubano o sus nacionales, hacia o a través de instituciones financieras localizadas en territorio estadounidense”.
Así también sobresalen en su investigación que muchas compañías norteamericanas han sido multadas por comerciar con muestro país, entre las que se destacan la compañía WATG Holdings Inc y Halliburton.
Según Sergio Alejandro Gómez : “el presidente Obama se limpia de cierta manera al decir que quitar el bloqueo no es su responsabilidad, es del Congreso, porque esta codificado en la ley Helms-Burton desde 1996, pero la verdad es que el presidente puede hacer mucho más en cuanto a la aplicación específica del bloqueo, porque tiene prerrogativas presidenciales para transformarlas y las puede utilizar con mucha más decisión para hacer irreversible el proceso de normalización entre ambos países de cara a quien sea el próximo presidente de los estados Unidos. Ahora muchos analistas creen que la permanencia del bloqueo y la permanencia de un grupo de política de agresiones contra Cuba parten de una estrategia norteamericana de tener mecanismos de negociación. Si ellos levantaran todo su andamiaje de agresión contra Cuba se quedarían con pocos elementos para negociar o poder influir sobre la realidad cubana. Esa es una teoría. Hay otras teorías que creen que la estrategia estadounidense consiste precisamente en levantar todas las agresiones contra Cuba para presionar y crear condiciones internas dentro del país ante la ausencia de un bloqueo y que la gente empiece a pensar que los problemas en el país no se van a solucionar de la noche a la mañana, en un momento que hay una transición generacional dentro del liderazgo de la Revolución y podría ser como una bomba o un Caballo de Troya dentro de la propia Revolución que se quedaría dicen ellos sin la excusa del bloqueo para justificar los problemas internos.
“Un fenómeno complejo que tiene muchas aristas, solo los americanos saben cuál es su verdadera estrategia. Lo que sabemos hasta ahora es que el presidente si le ha pedido al Congreso que levante el bloqueo. Es el primer presidente estadounidense que lo hace, no existe referente de alguien que se comprometa personalmente y a todo su gabinete en este trabajo y que ha hecho cabildeo en dentro del Congreso para lograrlo. Esa es la contradicción que tenemos. Josefina dijo algo muy importante en sus palabras en La Universidad de La Habana: “Obama se va y el bloqueo se queda”, aseveró Gómez Gallo con respecto al bloqueo, de los Estados Unidos hacia nuestro país, intacto aún.
Muchos años lleva resistiendo nuestro país las agresiones económicas de millones de dólares impuestas por el bloqueo económico, que los gobernantes estadounidenses llaman de otra manera: embargo, por considerar que solo afecta a las relaciones económicas bilaterales entre los dos países. Sabemos con seguridad por todos los datos expresados que esto no es así, que el bloqueo es más que un abismo, resulta freno principal del desarrollo no solo económico, sino social y de todas las esferas del país.
A pesar de las afectaciones por esta política estadounidense nuestro pueblo ha resistido y continuará haciéndolo, intentando construir un país cada vez mejor, con los recursos que se tienen. Ejemplos de sobra existen en el campo de la medicina como a pesar del bloqueo existen grandes desarrollos en este sector con la vacuna contra el cáncer de pulmón y la existencia además del tratamiento del pie diabético, entre otros adelantos médicos.

Últimos días de Obama ¿Fin a un conflicto migratorio?
Faltando solamente una semana para dejar el poder, el casi ex presidente Barack Obama, dejó una huella más, para ayudar a la futura normalización entre ambas naciones, a pesar de grandes abismos como el bloqueo existentes aún. A partir del 12 de enero de 2016 entró en vigor un nuevo acuerdo migratorio entre Cuba y los Estados-Unidos. Llegó a su fin la política de pies secos-pies mojados, que se aplicaba a los ciudadanos cubanos que llegasen a territorio estadounidense por mar o por tierra quienes podían legalizar por su nacionalidad su status migratorio en ese país al año y un día de residir allí.
En la travesía en el mar numerosas personas habían perdido la vida al igual que en la riesgosas travesías por tierra, desde terceros países hasta llegar a la frontera norteamericana, donde muchos fueron maltratados, estafados o asesinados.
A partir de esta fecha, todo ciudadano cubano que llegue a territorio estadounidense por tierra o por mar o que trate de permanecer allí, habiéndosele vencido el tiempo de su estancia, será deportado a Cuba. Serán devueltos además a la Isla muchos de los “excluibles”, ilegales en este país, exiliados por el puerto del Mariel en 1980, que pueden ser cambiados por otros ciudadanos ilegales en aquel país también con el fin de ser deportados.
El gobierno estadounidense eliminó además el Programa de Parole para profesionales médicos cubanos, que laceraba la medicina cubana, incitando a los profesionales de la salud de nuestro país a ingresar a Estados Unidos y abandonar su misión internacionalista en terceros países.
De esta manera se elimina el trato preferencial hacia los ciudadanos cubanos que intentaban “alcanzar el sueño norteamericano” y se está más cerca de la “normalización”, aunque aún la Ley de Ajuste Cubano sigue vigente.
El gobierno estadounidense seguirá emitiendo 20000 visas anuales, así como el Parole por reunificación familiar. Con estas nuevas medidas los dirigentes de ambas naciones trabajan en conjunto para eliminar un viejo conflicto bilateral que tiene demasiados años, pero mide solo 90 millas.

Nuevo presidente, viejos conflictos
Un conflicto, dos países, política, familia, enemigos, amigos, añoranza, historia, olvido. Muchas palabras sinónimos, otras contrapuestas. Lo cierto es que el conflicto Cuba-Estados Unidos seguirá acaparando titulares mundiales en el futuro. Veremos lo que prepara para las relaciones bilaterales las gestiones del nuevo presidente recién electo Donald Trump. Hacer predicciones seria especular, pero debemos de estar atentos, pues por lo impredecible que ha sido desde su campaña electoral nadie dudaría que un día venga a hacer negocios de hotelería y a la semana siguiente invada nuestro país.
Como expresó el ex diplomático cubano en los Estados Unidos Ramón Sánchez Parodi: “En este momento todo lo que se diga sobre este tema, cae en el campo de la especulación. Trump llega a la presidencia en una situación de crisis profunda en los Estados Unidos. En este momento está en el proceso de organizar su aparato de gobierno, de definir políticas, pues el no tuvo un programa de gobierno, no hizo definiciones o declaraciones concretas alrededor de cuál es su política de gobierno. El mismo dijo que iba a dejar que se quede la duda de cómo iba a ser su gobierno. Por lo tanto, ahora y hasta tanto no avance el tiempo y que tome él posesión, son muchas especulaciones lo que se puede decir. Son dos tendencias, una como él ha dicho en ocasiones: echar para atrás el proceso o como ha expresado otras veces: va a continuar el proceso”.
Añoranza de puentes y abrazos
Hay que esperar lo que el futuro depare para las relaciones bilaterales entre ambos países, pero los deseos de todos los cubanos como Anita que tienen familia en los Estados Unidos es que el diferendo entre las dos naciones llegue a su fin.
Ella intentó soñar con un mundo mejor, un lugar donde los océanos desaparecieran y los puentes juntaran personas separadas por el conflicto: hermanos, madres, tíos, sobrinos, profesores, amigos, vecinos… la lista sería interminable. Estaban ahí en su sueño y juntos cruzaban ese puente una y otra vez hacia un lado y hacia el otro.

Bibliografía
-Cristina Escobar (2016) entrevista personal
-Hassan Pérez Hernández, 2016.Cuba-Estados Unidos: Pasado y futuro de una relación (V) (Material Multimedia)
-Luis René Fernández Tabío (2016) Raíces histórica y geopolíticas del conflicto (Material Multimedia)
-Olga Rosa González Martin, 2016.El conflicto entre Cuba y los Estados Unidos: una visión desde la comunicación.
Pedro Etcheverry Vázquez y Andrés Zaldívar Diéguez (2016), Vigencia del bloqueo contra Cuba, publicado en el Granma 22 sept 2016, pág. 3.
-Ramón Sánchez Parodi (2016) entrevista personal-Sergio Alejandro Gómez (2016) entrevista Personal

Democracia de fuego

Democracia de fuego
Por- Jeiddy Martínez Armas, estudiante de Periodismo
“Las armas no matan a la gente, la gente estadounidense mata a la gente”, como opina el destacado cineasta Michael Moore.
¿Es la libre venta de armas democracia? En un país libre y democrático las personas no sienten miedo de salir a la calle. La tenencia de armas no es la solución para los habitantes sentirse seguros ante tanta violencia.
Asechando están por doquier en manos de locos. Solo necesitan una excusa para salir de su escondite en cualquier lugar y terminar con la vida de seres humanos. El pueblo norteamericano vive aterrorizado sin saber quiénes van a ser las próximas víctimas.
La venta de armas en la nación más poderoso del mundo es un negocio multimillonario a cargo de la National Rifle Asociation(NRA)por sus siglas en inglés. En su Constitución los Estados Unidos aprueba en la Segunda Enmienda promulgada el 15 de diciembre de 1791 que las personas las porten. ¡Cuántas masacres han sucedido por esta “libertad”!.
El senado norteamericano a pesar de las numerosas víctimas inocentes no acaba de aprobar una ley que limite el uso de armas de fuego. No existe una autoridad para gobernar el futuro del país en este aspecto.
Los afectados son seres inocentes ajenos al negocio armamentista como los cientos de niños y adolescentes asesinados en sus propias escuelas como Sandy Hook en el año 2012 y Columbine en 1999.
Es tarea del gobierno norteamericano poner fin a semejante situación de horror. En sus manos está que Estados Unidos no continúe siendo una nación con ¨democracia de fuego¨.
Las armas nunca harán sentir mejor a una persona. Saber que una pistola o un rifle pueden terminar con la vida de otro ser humano debiera ser motivo suficiente para no comprarlos.
Según el estudio del investigador estadounidense Michael Siegel, en la región norteamericana circulan unas 300 millones de armas, casi una por habitante. La conclusión de este estudio recalca que “cuando la tasa de posesión de armas aumenta 1 por ciento, la tasa de homicidios aumenta 0,9 por ciento”.
El verdadero ¨sueño americano¨ existirá cuando las palabras sean suficientes para resolver los conflictos. La voluntad del gobierno estadounidense debe estar encaminada hacia la eliminación de la venta indiscriminada de armamentos para que la democracia no siga viéndose arrebatada por el mejor postor.

Anhelos de puentes y abrazos

Miraba la foto una y otra vez, era de su tío que hacía quince años se había ido para Estados Unidos. La nostalgia la inundaba también al observar a sus primas ausentes.
¿Qué te hace falta?, era la pregunta usual de sus familiares. La laptop, la ropa, los zapatos… casi todo lo tenía gracias a ellos, excepto el cariño.
La pacotilla se dibujaba como salvadora de las almas ausentes, aunque nunca sería sustituta del afecto de sus seres queridos. Cada día, pensaba en aquella vez en que la distancia hizo una brecha entre ella y sus primas, nacidas todas en el mismo país, pero desde hace años con destinos diferentes.
Es la emigración como una devoradora infinita de sentimientos, de vida. Cuantas familias se han roto, cuantos amigos perdidos a solo 90 millas.
Más recientemente la emigración volvió a hacer estragos en su existencia, no de parte de la familia, sino esta vez de amigos de la Universidad. Es como un suceso cíclico. Le hace recordar una y otra vez la despedida de sus seres queridos en el Aeropuerto Internacional José Martí.
Esos amigos eran como familia para ella y ahora a través de facebook o el correo solo podrá observar sus fotos. Mediante alguna red social únicamente intentará decirles cómo se siente a través de textos o mejor insertando los originales emoticons, pero ¿de qué vale contactarlos en Internet cuando los extraña si no puede abrazarlos y expresarles frente a frente: gracias por existir?
Está ahí cada día entonces mirando nuevamente la pantalla, intentando abrir aquel gigante comunicativo de color azul celeste, quien le hace sentir en el Infierno ante la desidia de no ver respuestas a sus mensajes. Luego claro le responden y le explican sobre la agitada vida en aquel país.
Miró de nuevo las fotos, esta vez de su familia y observa la fiesta de despedida cuando ella y su prima menor eran niñas y esta era más delgada que ella. Ahora ya su prima está bastante pasada de peso y se comunica en otro idioma, maneja un carro moderno y trabaja en una tienda lujosa.
Sonó el teléfono y era ella–vamos a Cuba dentro de pocos meses–fue la noticia que la inundó de felicidad, pues hacía diez años no los veía y una lágrima de emoción rodó por su mejilla al recordar aquellas dos adolescentes que conversaban sobre sus primeros amores y sus preocupaciones juveniles y de aquel CD original de música que pidió que le “dejara”.
Tantos años sin verse, cuántas ausencias, ¿no?, la fiesta de quince de ambas, tantos secretos y complicidades que se habían perdido. A veces los deseos de las personas no son suficientes para reencontrarse y palpar a los seres queridos en los momentos más importantes de sus vidas. Las leyes que imponen las fronteras y la política no entienden de sentimientos.
Tal vez a otras personas les resulte indiferente la ausencia de gente que quiere, añora, pero ella cada día piensa y sueña con que no pase mucho tiempo sin verlos de nuevo y se pregunta ¿Por qué tantas distancias?
Se contesta en silencio y se da cuenta de que ningún país está a salvo de la emigración, que las personas siempre desean “vivir mejor”. Muchos de los cubanos en Estados Unidos, sin embargo, se mueren de la nostalgia pensando en Cuba.
Habrá que continuar resistiendo en este pedazo de Isla en el mar el bloqueo externo y mejorar las condiciones del país, para que cada vez las personas se sientan más a gusto y no quieran lanzarse como locos buscando nuevas fronteras.
Otra opción es emigrar, piensa ella, quien quiera puede ir a cualquier latitud del mundo, para conocer nuevos horizontes. Cuba, sin embargo, albergará por siempre a todos los que se sientan orgullosamente cubanos.
Nuestro país es más que “un pedazo de tierra en el mar” como expresa Buena Fe en una canción. Somos los cubanos como una interconexión de redes que se extiende a nivel mundial y sin importar el lugar donde vivamos siempre nuestro corazón estará presente en esta Isla.
Ella se acostó a dormir, pensando en todo aquello e intentó soñar con un mundo mejor, un lugar donde los océanos desaparecieran y los puentes juntaran personas separadas por la emigración: hermanos, madres, tíos, sobrinos, profesores, amigos, vecinos… la lista sería interminable. Estaban ahí en su sueño y juntos cruzaban ese puente una y otra vez hacia un lado y hacia el otro.
Despertó al otro día. Era 17 de diciembre de 2014. Vio las noticias y volvió su esperanza. No con un puente, pero la distancia entre ella y sus seres queridos en Estados Unidos sería cada vez más corta.

Castigo de cronos

Por Jeiddy Martínez Armas, estudiante de Periodismo
La respiración se aceleraba, el pulso no estaba bien. En un segundo todo se le vino abajo a María, cuando delante de sus ojos vio partir la última guagua hacia su municipio.
Vivía a 20 km, pero por ser otra provincia el transporte era inestable. Eran solamente las 5:00pm y sus últimas esperanzas se habían desaparecido con el humo.
Ella era estudiante y el dinero que sus padres le podían dar le alcanzaba exactamente para comer y coger algún transporte relativamente barato. En su bolsillo solo había poco dinero y a esa hora su problema se resolvía con más de diez.
Se sentó a esperar en la parada a ver si sucedía un milagro, como tantas noches que un ángel guardián mandaba a un samaritano a recogerla.
Divisa a lo lejos una leve esperanza. Venia caminando una amiga de su municipio, ya al menos tenía compañía en el viaje.
Se sentaron luego en el banco de la paciencia…Treinta minutos después llegó un adelanto hacia un lugar más cercano de donde vivía.
Al llegar a la parada deciden parar botella. Después de varios intentos un carro estatal se apiadó de esas dos almas desamparadas y las adelantó hacia el municipio limítrofe de la capital, el más cercano de donde residen.
Pasó entonces el tiempo más lento que nunca. María se arrepentía entonces de no haberse aprendido hace años el padre nuestro, así al menos, dios velaría porque llegasen más rápido. El que todo lo ve, puso su granito de arena: un almendrón solamente con el chofer a bordo para ante las señas de Susana, la amiga de María. Un viaje gratuito, de otra manera no pudo ser y el chofer advertido estuvo de acuerdo.
Así se acercaban a su destino, su bello pueblo tan cerca y tan lejos, distante en la memoria de los capitalinos. Así concluía un día más de dos estudiantes universitarias que sin nunca haber cometido ningún crimen, el destino las condenó a llegar retrasadas.